Avisar de contenido inadecuado

la Ley de Vientre o la continuidad judía

{
}

Adaptarse o desaparecer:
la Ley de Vientre o la continuidad judía
 
Desde Argentina
 
Escrito por Naum Kliksberg *
 
Actualmente se está produciendo un proceso de rápida extinción
demográfica de los judíos de la Diáspora, lo cual tendrá graves
consecuencias negativas para Israel .
 
La Ley de Vientre es también utilizada por una parte importante de las comunidades judías del mundo. Esta actitud deja afuera del judaísmo a muchas personas, contribuyendo a la desaparición gradual del pueblo judío.
 
En el año 1920 de cada 100 judíos/as que se casaban en el mundo sólo 2% lo hacían con no judíos/as. En el 2009 el 67% se casan con no
judíos/as. Se puede estimar que en 15 a 20 años de cada 100 judíos/as que se casen el 90% o más lo hará con no judíos/as. (Estas estadísticas no incluyen a Israel ).
 
La mayoría de los matrimonios mixtos interreligiosos y de sus hijos/as se alejan del judaísmo. La causa principal es la discriminación y el rechazo hacia ellos que en el mundo fomentan en las comunidades judías los rabinos ortodoxos, y la influencia creciente que esos rabinos ejercen sobre el gobierno de Israel .
 
El problema central radica en que mientras el gobierno de Israel continúe implementando oficialmente la Ley Judía del Vientre, y de esa
forma legitimando y fortaleciendo en todo el mundo la prédica contra los matrimonios mixtos de los rabinos ortodoxos, la mayoría de los matrimonios mixtos continuarán alejándose del judaísmo, incluso
aquellos en los cuales la mujer es judía (en estos casos se aceptan a sus hijos/as como judíos/as, pero sigue siendo lo suficientemente desagradable el rechazo por la constitución de "esa familia mixta" como para motivarla a que opte por no integrarse al pueblo judío).
 
Por estos motivos se está produciendo actualmente un proceso de rápida extinción demográfica de los judíos de la Diáspora, lo cual tendrá graves consecuencias negativas para Israel .
 
Los dirigentes y los periódicos judíos por lo general trataban de dar poca información sobre el actual proceso de extinción demográfica de los judíos de la Diáspora. Esto no es ético, porque los judíos tienen
derecho a que se les informe en profundidad sobre los problemas más graves que tienen que enfrentar. El cambio tuvo lugar repentinamente, cuando este año el gobierno de Israel recibió un informe de expertos en el cual se demostraba que el actual proceso de rápida extinción demográfica de judíos en la Diáspora por la cantidad creciente de los matrimonios mixtos llegó a niveles alarmantes, que peligraba la continuidad de las comunidades judías en el mundo, y que por lo tanto se debía hacer algo inmediatamente.
 
Fue entonces que el gobierno de Israel decidió considerar el problema como tema de política de Estado. Pero en lugar de tomar acciones en la línea que recomiendan los intelectuales más lucidos del
judaísmo, el de facilitar y motivar al acercamiento al judaísmo a los hijos de los matrimonios mixtos, el gobierno, presionado por la ortodoxia, tomó la decisión política de realizar una agresiva campaña
mundial, incluso por televisión, contra los matrimonios mixtos y sus hijos/as, la cual comenzó en septiembre del 2009.
 
El gobierno de Israel hizo una muy grave equivocación, agravando aún más la situación. Rápidamente se vio que, como consecuencia de ella,
no se disminuiría sino que se aceleraría el proceso de extinción demográfica. La ofensa que provocaba podía alejar del judaísmo a millones de personas en el mundo que actualmente integran matrimonios
mixtos o son hijos de ellos y que optaron por el judaísmo.
 
Por la indignación que está campaña causó en todo el mundo, y por verse que fracasaría en sus objetivos, a los pocos días el gobierno de Israel suspendió la publicidad en televisión contra los matrimonios
mixtos y sus hijos/as.
 
La extinción  demográfica sólo se podrá evitar si el gobierno de Israel toma dos medidas políticas:
 
1. En lugar de reconocer, en base a la Ley Judía del Vientre, como judío/a solo a hijo/a de madre judía, reconocer como judío/a a quien es hijo/a de madre o padre judío.
 
2. Realizar y promover, en las comunidades judías, acciones y propuestas que motiven a los hijos de los matrimonios mixtos a acercarse al judaísmo.
 
La Ley Judía del Vientre surgió en el siglo X en Europa para extenderse luego a todo el mundo judío. Antes se era judío por parte de madre o padre. Al comienzo de la historia de los hebreos, era por parte de padre.
 
En este siglo la Ley Judía del Vientre es indefendible, y genera todo tipo de discriminaciones entre los judíos, y entre  judíos y no judíos. Los rabinos fundamentalistas de la corriente ortodoxa
sostienen enérgicamente la Ley del Vientre porque sin ella pierden su poder político y económico.
 
Rabinos ortodoxos dicen que la Ley Judía del Vientre se debe mantener porque gracias a ella los judíos y las judías nacen con un "alma distinta" al alma que tienen todos los otros seres humanos, ya que
sólo el vientre de una madre judía puede transmitir un "Elemento Diferenciador" que da "características especiales al alma de un judío"; ese "Elemento Diferenciador" no lo tiene una madre no judía, aunque el padre de su hijo/a sea un hombre judío. Por lo tanto, si se aceptan como judíos a sus hijos/as pasarían a integrar el pueblo judío personas que tendrían " almas con características distintas a las almas judías".
 
Esta creencia sobre el " alma especial del judío", es sólo de rabinos ortodoxos. Es rechazada por el reformismo y el conservadurismo y sus rabinos, y por los judíos no religiosos. Este concepto sobre el alma, al oponerse al concepto de igualdad de nacimiento entre los seres humanos, tiene efectos políticos muy peligrosos, ya que atenta contra los conceptos actuales sobre los derechos humanos, contra la esencia del sistema democrático, y fomenta
absurdas fantasías psicológicas racistas de superioridad de unos individuos y pueblos sobre otros.
 
De las tres corrientes religiosas en el judaísmo, la reformista ya anuló la Ley del Vientre. En la conservadora, la mayoría desea hacer lo mismo pero los detiene el no querer entrar en conflicto con el gobierno de Israel . Rápidamente dejarían de aplicar la Ley Judía del Vientre si lo hiciera el gobierno de Israel . Si sucedieran estos acontecimientos es muy probable que los rabinos ortodoxos, para no quedar totalmente marginados, también acepten anular esa ley. Pero si Rabinos ortodoxos fundamentalistas quisieran dentro de un marco religioso seguir sosteniendo la Ley del Vientre y predicar sobre sus supuestas bondades para las almas judías, en un sistema democrático es justo que puedan hacerlo, pero sin utilizar el aparato legal y político del gobierno de Israel, como lo hacen en la actualidad, para "imponer" a todos los judíos regirse por sus creencias.
 
En este siglo, continuar imponiendo al pueblo judío la Ley del Vientre es una actitud de violencia religiosa fundamentalista. Separa a la familia judía, a hermanos de hermanas, a padres de sus hijos/as, a
primos de primos, discrimina y viola los derechos de los judíos hombres sólo por su condición masculina, perjudica el desarrollo psicológico de los niños, aleja del judaísmo a los hijos/as de los matrimonios mixtos y a sus padres y crea innecesarias divisiones en el judaísmo.
 
Edgar Bronfman, uno de los líderes más importantes del judaísmo de los últimos 100 años y quien fue durante 27 años (1980 - 2007) Presidente del Congreso Judío Mundial, dijo que "es hora de abandonar ideas racistas y de alentar a los matrimonios mixtos a que críen a sus hijos según el judaísmo;  el concepto de la pureza empieza a sonar
como el nazismo, o sea racista. Los matrimonios mixtos no desaparecerán.
Hay que verlos como un vehículo para duplicar la cantidad de judíos".
 
Los judíos de todo el mundo deben apoyar esa propuesta de Edgar Bronfman. Siguiendo ese camino, el judaísmo rescatará lo mejor de su historia milenaria, se revitalizará, y solucionará el más grave peligro que enfrenta en este siglo, el de la rápida extinción demográfica que está teniendo y que en los próximos años hará desaparecer a las comunidades judías del mundo si el gobierno de Israel continúa
sosteniendo la Ley del Vientre, instrumento legal - político que aleja del judaísmo a los hijos de los matrimonios mixtos.
 
La mejor solución sería que el gobierno de Israel tome la medida política de establecer que la actual Ley del Retorno, que concede la ciudadanía israelí a todo el que tenga madre o padre judío, también
conceda la identidad judía. Esto lo debe hacer rápidamente, porque dentro de unos años ya puede ser tarde para evitar la extinción. Cada año aumenta considerablemente el número de matrimonios mixtos y de sus hijos que se alejan del judaísmo. Luego de milenios en los cuales existen las comunidades judías en numerosos países del mundo, y de haber sobrevivido a numerosas amenazas, peligra como nunca antes su continuidad. Le toca al actual gobierno de Israel la responsabilidad histórica de poder evitar la extinción demográfica judía de la
Diáspora.
 
También tienen en este tema una responsabilidad histórica los intelectuales judíos prominentes, de Israel y de la Diáspora. Ellos deben hacer escuchar su voz para esclarecer a la opinión pública judía.
Muchos intelectuales y políticos judíos ( como Golda Meir) han deseado en el pasado que gobiernos de Israel anulen la Ley del Vientre, pero las
maniobras políticas de los rabinos ortodoxos lo impidieron. Nunca como hoy se presentó la situación en la que un gobierno de Israel tenga que
tomar la decisión política de elegir entre la Ley del Vientre o la continuidad judía. Si no anula la Ley del Vientre , Israel y todo el pueblo judío sufrirá las consecuencias que le ocasionará la desaparición
de las  comunidades judías del mundo.

 


Claudio E. Gershanik
Mi Compromiso:
Enfrentar la judeofobia como si los malos judíos no existieran
Enfrentar los malos judíos como si la judeofobia no existiera
Necesito tu ayuda

{
}
{
}

Deja tu comentario la Ley de Vientre o la continuidad judía

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre